Mavi García (Alé BTC Ljubljana) ha engrandecido hoy un poco más el buen nombre del ciclismo femenino español con un fantástico segundo puesto en la Strade Bianche, la primera clásica de la temporada, en la que se ha impuesto la gran favorita, la holandesa Annemiek van Vleuten (Mitchelton-Scott).

La carrera, prevista inicialmente para el 7 de marzo, se ha disputado finalmente en el caluroso verano toscano, con 36 grados en el momento de la salida. Por delante esperaban 136 kilómetros, incluidos 30 de la famosa gravilla blanca que da nombre a la prueba.

La mallorquina ha protagonizado una carrera llena de fuerza y valentía en la que llegó a rodar en solitario en cabeza durante muchos kilómetros, acumulando hasta tres minutos de ventaja sobre el grupo perseguidor.

Finalmente, Van Vleuten, que defendía el triunfo del año pasado y que, hoy por hoy, no tiene rival en el pelotón femenino internacional, le dio caza a falta de menos de 10 kilómetros, lo que no motivó que la española arrojara la toalla.

Hasta el último kilómetro

De hecho, Mavi llegó al último kilómetro pegada a la rueda de la vigente campeona mundial en ruta, que dio el hachazo definitivo en la durísima rampa previa a la meta instalada en la famosa Piazza del Campo de Siena.

Finalmente la española, de 36 años y subcampeona mundial de duatlón en 2017, llegó a 22 segundos de la holandesa, que tuvo que tirar de todas sus fuerzas para superar a una sensacional Mavi García e imponer con un tiempo de 4:03.54.

No hay comentarios

Dejar respuesta