La selección femenina estará donde le corresponde: en los Juegos. Serán los quintos para un equipo que está marcando una época en el deporte español. En su currículum reciente, siete medallas consecutivas, incluidos tres oros en los últimos cuatro Europeos (2013, 2017 y 2019), una plata y un bronce mundialista y ser la vigente subcampeona olímpica. Con todo eso en la mochila, no podía faltar en Tokio, donde volverá a aspirar al podio.

España consumó su clasificación en la última jornada del Preolímpico de Belgrado, tierra fértil para la selección. Allí ganó el Europeo el verano pasado y ahora ha sacado el billete olímpico. Lo selló casi sin necesidad de disputar su encuentro. El contundente triunfo de China sobre Corea del Sur (60-100) permitía a las españolas perder hasta por 72 puntos, lo que restó emoción y dramatismo al choque ante Gran Bretaña, solventado sin problemas (69-79). En caso de victoria de las coreanas, se habrían visto obligadas a ganar para evitar un batacazo histórico.

No hay comentarios

Dejar respuesta