A sus 22 años, Andrea es un ejemplo de superación, trabajo duro y humildad, y no sólo en la disciplina de la pértiga.

Podría presumir de muchos logros deportivos, pero no lo hace. Desde haber quedado campeona de España en categorías inferiores,  hasta el Cto de Europa Junior en 2015, Cto del Mundo sub20 en 2016 y el Cto de Europa sub23 en 2019.

Pero aunque no lo diga, del logro que se siente más orgullosa, es de haber salido de una grave lesión que la tuvo parada un año larguísimo, pasando por quirófano y de donde logró volver mas fuerte que nunca.

Desde muy pequeña Andrea siempre quiso ser deportista, no es difícil intuir que su familia tuvo mucho que ver. Sus padres fueron atletas, aunque quien le hizo que se fijara en el atletismo fue su madre: Ana López, medallista en los Juegos Paralímpicos de Barcelona92 que logró alcanzar un merecidísimo bronce en salto de longitud en categoría T12. Ana siempre animó a su hija a hacer el deporte que ella quisiera, y a Andrea algo le llamó la atención en el salto con pértiga,

Como cualquier deportista su mayor aspiración es llegar a unos Juegos Olímpicos, siempre es su objetivo y puede sonar ambicioso o pretencioso, pero no en su caso, ya que cualquier deportista que le preguntes te dirá eso si no está mintiendo.

Sin embargo Andrea piensa en el día a día,  a corto plazo, y hay otros objetivos que debería cumplir antes, como los europeos y mundiales a nivel absoluto.

Con cuatro años comenzó practicando gimnasia artística, entrenó y compitió durante 10 años, incluso lleguó a formar parte del equipo nacional, pero debido a una sucesión de lesiones y estrés psicológico tomó la dura decisión de dejarlo, pero sabía que no iba a estar quieta mucho tiempo parada.

Al dejar la gimnasia le dijo a su madre que le gustaría probar y gracias a ella, le ha llevado hasta donde está ahora.

Lleva tantos años compitiendo que no sé ni como lo hago, simplemente estoy acostumbrada. Aprendí de pequeña en gimnasia y es cierto que en algunas ocasiones lo he sentido mas que en otras, pero en general no hago nada especial más que pensar en todo el trabajo realizado y en ir a disfrutar.

Entre la pista cubierta y pista al aire libre, prefiere a cielo abierto. Cada una tiene sus pros y contras, pero Andrea prefiere la sensación de libertad del aire libre. Es muy capaz de superar los posibles obstáculos climatológicos como viento o lluvia.

Andrea cree que uno de los puntos más importantes de una deportista es la confianza en sí misma, su forma de trabajarlo es diaria.

En su disciplina, la pértiga, es una  prueba que siempre existe un riesgo real de gorpe o caida importante. Para su trabajo es intrínseca la fuerza psicológica,

La confianza en el entrenador es vital, si te dice que puedes hacerlo, puedes hacerlo.

Y otro aspecto que le parece crucial es la disciplina, igual es porque desde muy pequeña me lo impusieron así, pero para ella es importante saber cómo, cuándo y dónde tiene que comportarse y saber estar. Por su bien, y por su  propio entrenamiento y del grupo.

Algo que no conocíamos de Andrea, es que es bastante manitas, todo lo que sean trabajos manuales le llama la atención. Aunque últimamente se dedica más a la costura, está recibiendo clases y haciendo sus primeras prendas.

Como mujer y atleta considera importante decir lo orgullosa que está de todas las mujeres que han conseguido grandes logros y que de alguna manera les han llavado hasta donde están ahora.

Está feliz de que exista esta igualdad en el deporte, de que se deje de estereotipar si un deporte es de chicos o de chicas, y cree que todo esto viene dado por el cambio general de la sociedad y el esfuerzo inmenso que están haciendo para que se acepte y valore a la mujer deportista, tal y como es y con todo lo que puede hacer y ofrecer al mundo.

A todas las chicas que puedan leer esto, os animo a probar, a caeros y a volveros a levantar con más fuerza, me gustaria proyectaros toda mi confianza y ánimo para que hagais lo que querais y os sintais bien con ello. Haceros saber que siempre habrá alguien malo que no quiera veros crecer, pero debeis saber que hay mucha gente y muchas mujeres apoyando y que podeis lograr lo que soñeis con trabajo y esfuerzo. A veces un pequeño paso en un camino con piedras es el comienzo de una gran carrera a toda velocidad y es muy bonito vivirlo, por eso ÁNIMO!

– ¿Quieres añadir algo más?

Dar las gracias por darme esta oportunidad de contar mi historia y unirme a un proyecto muy chulo que espero que llegue muy lejos.

Un beso muy fuerte.

No hay comentarios

Dejar respuesta