En LasChicasSonGuerreras hemos tenido el placer de entrevistar a Ana Carrasco, una pertinguista currante con lo que quiere. Siempre que ha querido conseguir algo ha trabajado duro para llegar hasta allí. Sus pasiones ocupan toda su atención y todo lo demás suele pasar a un segundo plano. Es reservada, aunque intenta que no se le note, y con la gente cercana muy cariñosa. Le gusta tener el control. Para cada viaje, examen o competición se suele hacer listas para organizarse mejor.

Está muy orgullosa de cada medalla nacional que ha ganado en categorías inferiores, sea del color que sea, porque detrás de cada una hay una “historia” y meses de entrenos buenos y malos, lesiones y molestias, lloros, alegrías… Estos últimos campeonatos en los que ha conseguido el título hace que se fije más en las marcas y que se plantee los objetivos en ellas en vez de puestos.

Por supuesto, el resultado más satisfactorio para Ana fue el Récord de España Sub20 conseguido tanto este año como el pasado. Se lo tomó como empujón y motivación para seguir, y como una señal de que su entrenador y ella van por el buen camino. También, el asistir a competiciones internacionales con la selección española (tanto encuentros como europeos, o el mundial que habría sido este año) se enorgullece muchísimo ya que para Ana supone un aprendizaje enorme, ganar experiencia y una recompensa al trabajo de toda la temporada.

Desde muy pequeñita siempre ha estado apuntada a algún deporte. Sus padres siempre han tratado de que su hermano y ella hicieran actividad física de cualquier tipo a menudo, y gracias a ellos ha podido probar bastantes deportes, desde el kárate hasta la gimnasia o natación, hasta que encontró el atletismo.

Su padre era atleta cuando era jóven, tiene montones de revistas de atletismo que le enseñaba de pequeña y cuando se apuntó se le fue pegando su pasión por este deporte. Desde entonces siempre ha sido su mayor apoyo en lo que lleva de carrera deportiva, le gusta hasta verme entrenar y no se pierde ni una sola competición.

Su mayor sueño, como el de todo deportista, es el de participar en unos Juegos Olímpicos. Le gustaría llegar a ser de las mejores pertiguistas europeas y la mejor española. A corto plazo, un buen puesto en los internacionales de su categoría.

Empezó a hacer atletismo a los 9 años como una extraescolar de su colegio. Un día le pidió a su club entrenar con el grupo de mayores porque prefería correr, hacer series y cuestas y terminar cansada a jugar a juegos como el pilla-pilla. Descubrió la pértiga un día en el que el que fue su primer entrenador visitó su club para hacer una sesión de iniciación a la pértiga. Ese día se lesionó, y como al día siguiente no pudo salir a correr con el resto se quedó en el pabellón viendo a los de pértiga saltar. ¿El destino?

Cree que la confianza es fundamental, tanto en el entrenador como en una misma. Confiar en el trabajo diario y no venirse abajo por un mal resultado o un mal entrenamiento. Aparte del entrenamiento físico y técnico que hace casi a diario en el gimnasio y la pista, también tiene en cuenta otros tipos de entrenamientos, entre ellos el psicológico. Lleva ya casi 3 años trabajando con profesionales de la psicología deportiva para entrenar y rendir al máximo. Es imprescindible, y sobre todo en una prueba como la pértiga en la que parte mental influye tanto.

Le gusta el ambiente de las competiciones, las reglas de la prueba (protocolo), la activación y los nervios antes de cada salto, la satisfacción que se siente tras pasar un listón y las ganas de mejorarse a una misma cuando se falla.

Le encanta la música, de pequeña iba a clases de piano. Hoy en día Ana practica por su cuenta, le ayuda a desconectar y relajarse, también le gusta mucho cantar. 

En los próximos años espera seguir entrenando a alto nivel y para dentro de unos años, con más horas y más experiencia. Le gustaría para entonces estar compitiendo internacionalmente a nivel absoluto.

Cree que cada vez se está dando más visibilidad y reconocimiento a la mujer, lo cual es muy importante y gratificante. Todos los éxitos deportivos a niveles internacionales se les da mucha importancia, sea en el deporte que sea. Estos últimos años el deporte femenino en nuestro país ha crecido mucho y por lo tanto el nivel en sí también. Cuantos más deportistas hay, más posibilidades de tener algunas compitiendo a un alto nivel.

A las chicas que están empezando les diría que todo es probar, si no lo pruebas no sabrás si te gusta o no. El atletismo en sí no es sólo correr, tiene tantas pruebas tanto en carreras como en concursos que aunque uno piense que el deporte se le de mal por una mala experiencia ya sea en educación física o en otra situación, en atletismo siempre habrá una prueba en la que te sientas cómodo.

No hay comentarios

Dejar respuesta